Un ensayo de admisión que escribí en 2006 me cambió la vida, y quiero que el tuyo haga lo mismo por ti...

andrewgabelic-usc

BA en Cine y Televisión
MPA en Tecnología para ONGs

University of Southern California
2010 y 2014
panopti

Actor y Escritor

Midtown International Festival
Unchained Theater Festival
Nueva York
2015
andrewgabelic-onu

Interprete Inglés/Español

Sesión Especial Día Internacional de los Derechos Humanos
Nueva York
2015
andrew-gabelic-tedx

CEO de Teledipity
Ponente en TEDx

2015 - Presente
Nueva York y México

Mi confesión

Aunque fue un sueño hecho realidad y cambió el resto de mi vida, la verdad es que no debí haber sido aceptado en la facultad de cine de USC (una facultad igual de selectiva que Harvard en términos de porcentajes). No tenía ni el promedio, ni las calificaciones necesarias en el SAT (de hecho, tuve la calificación en el SAT más baja de mi generación).

Soy una persona distraída, y nunca fui de buenos promedios.

Los “exámenes estandarizados” estilo americano (ya sea el SAT o GRE o GMAT o TOEFL), siempre fueron mis peores enemigos. Por mucho que estudiaba, me preparaba, y los repetía para alcanzar una calificación “aceptable”, siempre terminaba con un resultado “bajo”.

Tu y yo lo sabemos: esos exámenes no miden la verdadera inteligencia. Desgraciadamente, tienen un peso significativo en los procesos de admisión de las mejores universidades del extranjero. 

No quise darme por vencido, y decidí luchar con la única parte de mi solicitud que podía controlar: el ensayo de admisión.

Como soy un nerd del cine, a los quince años me obsesioné con un libro llamado “STORY”, que es un estudio famoso sobre la estructura de las historias para educar a futuros guionistas de Hollywood.

A los 17 años, ya era un experto en los ingredientes más efectivos de las mejores películas, novelas, y obras de teatro de la historia de la humanidad. Y usé esas mismas técnicas para escribir mi ensayo de admisión.

Mi trayectoria

Estudié una licenciatura en cine y guionismo, trabajé como recaudador de fondos para un equipo de futbol americano, actué como intérprete español/inglés para una sesión de derechos humanos de la ONU, y obtuve una beca del 100% para estudiar una maestría en administración de tecnología para ONGs.

Gané el premio StartOUT SMART y fui uno de los 10 finalistas en la exposición de tecnología del USC Stevens Institue en 2013.

He sido ponente en tres eventos de TEDx (Tlalpan, Lake Forest College, y Wilmington).

Nunca olvidaré que todo eso fue posible gracias a un pequeño ensayo de admisión que escribí a los 17 años (con la idea loca y descabellada de que debía presentarlo como un guión de cine).

Más adelante, usando la misma fórmula, ayudé a mi hermano, a mi ex, y a cuatro de mis mejores amigos con sus ensayos de admisión, y todos fueron aceptados. Uno por uno, empezaron a recomendarme, y desde entonces he ofrecido asesorías individuales en mis tiempo libres.

Desde 2013, he asesorado a más de 50 mexicanos, argentinos, y ecuatorianos con sus ensayos de admisión para maestrías en Estados Unidos.

Mi objetivo

Estoy aquí porque quiero que tú también te atrevas a perseguir tus sueños.

Quiero que te des cuenta de que tu historia es única, de que la puedes vender efectivamente, y de que puedes usarla para llegar a donde quieras llegar.

No importa lo que dicen las calificaciones de tus exámenes. No importa si te alcanza o no para la colegiatura. No importa si tu inglés es perfecto o no.

No me importa si te esperan otros obstáculos más adelante. Quiero que te lo creas: te mereces el futuro que buscas y lo puedes tener.

Si lo quieres, será tuyo. Y todo comienza con tu ensayo.

¿Quieres ser aceptado en las mejores universidades de EEUU, Canadá, y Europa?

En mi taller virtual de 90 minutos (disponible a cualquier hora, y desde cualquier dispositivo), te explico, paso por paso, mi fórmula para escribir un ensayo inolvidable.

Mi taller incluye desde una hasta tres revisiones de tu ensayo, en las que personalmente te ayudaré a pulirlo, a prepararlo, y por supuesto: a presentarlo con el mejor inglés posible.